Producción de jitomate, pimiento morrón, sorgo y maíz, son los procesos que ponen en práctica los futuros ingenieros en esta casa de estudios para la industria agroalimentaria

Texto/Fotos: Eliseo Ledezma

“Un ingeniero en agrotecnología tiene el reto de aprovechar los recursos naturales, tecnificar el sector primario, transferencia de tecnología para que las condiciones cambien y así se pueda aumentar la producción de alimentos”, dijo en entrevista Iovanna Torres Arteaga, responsable de dirección de dicha ingeniería en la Universidad Politécnica Bicentenario.

El objetivo principal de la carrera es el manejo sustentable de los recursos naturales en la producción animal, vegetal y forestal, que puedan ser capaces de fortalecer a las empresas, desde  la producción, comercialización y transferencia de tecnología para el suministro de alimentos.

Señaló, Torres Arteaga, que la carrera tiene muchas áreas de oportunidad, debido a que la demanda de alimentos nunca va ir en decremento y siempre se necesita tener suficiente materia prima para consumirla.

La convocatoria para cubrir el perfil dentro de esta ingeniería son aptos los alumnos que hayan cursado ciencias, química  y matemáticas.

Mencionó bajo este tenor Iovanna Torres, que su primer ciclo está basado en la ciencia para la agrotecnología, es decir, probabilidad y diseño de experimento.

Cada trescuatrimestres se cumple  un ciclo de formación que genera  competencias en el alumno.

En el segundo se desarrollan materias más aplicadas como sistemas de producción agrícola, agropecuarias, anatomía y fisiología animal y vegetal.

En el último ciclo de formación se aplica la transferencia tecnológica, agroclimatología y propuestas para resolver una problemática dentro de la industria.

La UPB cuenta con laboratorio, campo experimental donde cada cuatrimestre los alumnos siembran los cultivos de mayor importancia económica, detectan enfermedades, proponen alternativas para mejorar el rendimiento, aparte cuentan con dos invernaderos.

En el cuerpo académico de agrotecnología tienen la línea de investigación, de extracción de metabolitos secundarios para alguna aplicación de importancia económica.

Ejemplificó la directora, “ahorita tenemos un proyecto donde los estudiantes se involucran y ellos son lo que sacan gran parte del proyecto, validados por los profesores, detectan hongos que están afectando al pimiento morrón y que esto ocasiona pérdidas en la producción”.

¿Quiénes prefieren estudiar?

Son hombres y mujeres interesados en recibir su formación académica que a futuro se pueden desempeñar en el sector primario: campos, invernaderos, consultorías o investigación.

De anteriores generaciones de egresadas en la UPB han realizado posgrados en el Cinvestav y lo han concluido con éxito, refiere Torres Arteaga.

Posicionamiento en el campo laboral

A través de las estancias y estadías se van posicionando en las empresas más importantes de la región. En cada ciclo de formación que concluyen se debe de hacer una estancia y al final realizan una estadía.

“Eso les ayuda mucho para la inserción en el campo laboral, les permite estar en contacto con empresas y  resolver problemáticas incluso continúan en la organización o reciben una oportunidad de trabajo”.

Intercambios

Se  puede dar si el alumno así lo requiero, “estamos en una zona

geográfica privilegiada que lo tiene todo, por lo tanto difícilmente el alumno quiere ir a otro estado. Guanajuato tiene sector automotriz y por supuesto agrícola”.

Entre  sus competencias, “no se van a comer los engranes, tenemos el privilegio de estar en una carrera que es fuente  principal para la sociedad. Si hay muchas empresas automotrices, metal mecánica, sin embargo todos necesitamos  alimentos y es el reto de un ingeniero en agrotecnología.

La carrera en el  ranking se posiciona en el número 9, aunque reconoce la directora que les hace falta una mejora continua, porque realmente se tienen los espacios para que se desarrollen las competencias.

De las materias que más llama la atención a los 91 alumnos en los diferentes grados dice nuestra entrevistada, al principio, “la ciencia básica no les llama mucho la atención, finalmente se forma un ingeniero para la toma de decisiones,  pero cuando ellos ya lo ven en el campo experimental, en un invernadero, en el laboratorio se sienten entusiasmados aplicando todos los sistemas de producción agrícola, diagnóstico de fitopatología y microbiología”.

Un ingeniero en agrotecnología, “no es sólo trabajar en el campo de manera tradicional, su función es promover  nuevas tecnologías que se puedan aplicar al sector primario para que las condiciones cambien y entonces se puedan lograr mayores rendimientos”.

La ingeniería abrió sus puertas en 2009, van en la sexta generación que dura alrededor de 9 cuatrimestres y un año de estadía que en total son cuatro años y medio de formación académica.

Es por cuatrimestre, “no tienen vacaciones, porque casi termina un cuatrimestres y se está iniciando el otro”.

El modelo de las politécnicas  maneja una titulación automática que  es acreditando la estadía, al avalarla se hace un proceso  interno, se piden varios requisitos, “no es regalar el título”. También  se realiza un proyecto de investigación y certificación en inglés.

 De viva voz

Ofertas educativas UPB

María Concepción Rocha

20 años

Estudiante de agrotecnología

“El gusto por la carrera nació desde pequeña. Mi papá se dedica a la agricultura, desde ahí  comenzó ese amor por el campo, busco la carrera, me queda muy cerca de donde yo vivo y entonces todo estuvo a mi favor”

Roberto Carlos Gutiérrez

21 años

Estudiante de ingeniería logística y transporte

“Para enfrentar la problemática actual-laboral en la mayoría de las empresas, se necesita enfocar las  técnicas de solución y optimización de tiempos, ya que los principales problemas surgen  a raíz de la mala capacitación del personal”

Luis Enrique Hermosillo

19 años

Estudiante de ingeniería en diseño industrial

“Voy a enfrentar los retos de mi carrera a partir de las estadías, entonces es cuando ya se tiene una perspectiva de  lo que es estar trabajando dentro de una empresa. Y más que nada es dejar una huella de innovación, creación y hacer algo mejor de lo que ya está hecho dentro de la empresa que participé”

Santiago Rodríguez

20 años

Estudiante de ingeniería biomédica

“Mi carrera no es  nada sencilla. Me gusta la parte de altruismo ya que va enfocada al campo de la salud, me  gustaría ayudar y facilitar la vida mediante software computarizados para personas con capacidades diferentes”

Karla Rodríguez

21 años

Estudiante de robótica

“Me llama mucho la parte de automatización en la industria, ya que han surgido nuevos avances,  igual me gustaría contribuir en ciertos aspectos que aún no se tiene dentro de la misma, como implementar automatización a través de  programación”

Azucena Velázquez

19 años

Estudiante de robótica

“Cada vez hay más retos en la actualización de mi carrera, surgen nuevos proyectos, hay que tratar de ver que hace falta y tratar de innovar. Me gustaría desarrollarme en programación y prototipos para robots”

Dulce Sansón

21 años

Estudiante de ingeniería financiera

“La UPB nos brinda demasiadas herramientas para  poder tener un horizonte más amplio, enfrentando y solucionando los problemas más rápido. A futuro quiero emprender mi propia empresa”

 

Comentarios

Comentarios

Eliseo Ledezma

Ver todos los posts