¡Hey! ¡Hey! Sí, tú. Exactamente tú, quien está leyendo esto, ¿Estás listo para el regreso a clases?

Columnista invitado Omar Balandrán

Fotos: Carlos Ontiveros  

Conexiones .- El regreso a clases puede ser algo muy pesado, algo nada atractivo, incómodo, e incluso te puede causar estrés. Si es tu caso, no te preocupes. Alguna vez en mi vida lo llegué a padecer y déjame decirte, querido lector o lectora, que eso no significa que estés mal o que seas un mal estudiante. Te voy a compartir un método que aprendí para ver el regreso a clases como algo sumamente interesante, algo que conlleva mucha pasión, diversión, entre otras cosas; tan es así que ahora que soy un profesionista y me inmiscuí en el mundo laboral no sabes cuánto añoro y extraño esos famosos regresos a clases. En seguida te enlistaré 5 premisas para que tengas un regreso a clases inolvidable.

1.- Comienza tu semestre con el pie derecho o con el izquierdo, eso no importa. Lo que importa es que comiences, y comenzar significa que te concentres en que ya no estás de vacaciones, que las sabanas por más que insistan deben dejarte ir a cumplir tus obligaciones estudiantiles.

2.- Sé puntual. Más 70% de la población mexicana sufre este desafortunado hábito. Desempolva el despertador y ponlo a tiempo, haz de este nuevo comienzo un parte aguas dejando los malos hábitos del semestre pasado ahí donde se deben de quedar, en el pasado. Si eres puntual sabes exactamente lo bien que se siente llegar a tiempo a todas partes, si no lo eres, sabes lo mal que se siente que los profes, tus amigos, tu novia o novio te tachen de impuntual.

3.- Vuélvete ordenado. Un común denominador de la mayoría de los alumnos que reprueban materias es que suelen ser muy desordenados; comienzan las semanas “flojeando” y cuando menos lo esperan ya ha pasado un mes de clases, ya deben 10 o 15 tareas, están ya por iniciar sus parciales, no tienen sus apuntes completos y están en números rojos en al menos 1 materia, obvio se desaniman y prefieren tirar la toalla antes que intentar recomponer el semestre. No deseo, querido amigo o amiga,  sonar como si esto fuera un regaño. Mi única intención es que entiendas y sepas que tu gran capacidad y todos tus talentos muchas veces se esconden por debajo de una nube gris formada de malos hábitos, mismos que están en tus manos y sin duda puedes modificarlos permitiendo poco a poco que tus talentos sean tu carta de presentación.

4.- Crea nuevas relaciones de amistad y repara aquellas que puedas. Te comparto que para mí, mis amigos y amigas son un gran tesoro y han marcado mi vida de una manera increíblemente positiva. Cuando egresé de la carrera y no sabía muy bien donde trabajar, fueron mis amigos los que me animaron, fue una buena amiga quien me consiguió mi primera entrevista laboral. Así que es momento de actuar con sabiduría, olvida viejas rencillas, si es necesario pídele perdón a tu brother, haz las paces con esa amiga con la que juntas son dinamita pura.

Diría Abraham Lincoln: “la mejor forma de destruir un enemigo, es haciéndolo tu amigo”.  

5.- ¡Tiempo de recomponer! Sea cual sea el momento en que estás leyendo esto  hay muchas cosas por recomponer. Si piensas que no eres buen estudiante, olvida esa mentira, eres mucho más de lo que crees. Haz cosas nuevas: aprende un nuevo idioma, practica un deporte, anímate a decirle al chico o a la chica cuanto te gusta, ten respeto por tus maestros y maestras, pues ellos tiene un sinfín de cosas que enseñarte y, aunque a veces no lo parezca, en el fondo son seres extraordinarios que desean transmitirte sus conocimientos. Sácale provecho a esta etapa de tu vida que es increíblemente hermosa. Aprende a trabajar en equipo y si por alguna razón terminas haciendo el trabajo tú solo, debes de saber que estas forjando en ti un carácter muy fuerte que te sacará de muchos aprietos en tu profesión.

Querido lector y querida lectora, es para mí un placer escribirte y que tú me leas. Quizá no te conozco en persona pero estoy seguro que dentro de ti hay un cúmulo de talentos esperando ser expuestos. Habrá cosas que no te guste hacer, materias que no soportas, maestros que no van a entenderte, pero por otro lado hay materias que te apasionan, existen maestros que se han ganado tu cariño y tu aprecio. Así que por esto y muchas otras cosas más, vale mucho la pena, así que manos a la obra. Hasta una próxima ocasión.

Jesús Omar Balandrán Hernández

FB: Omar Balandrán

Twitter: @OmarBalandranUG

Correo: omarbalandran.ugto@gmail.com

 

Comentarios

Comentarios

Eliseo Ledezma

Ver todos los posts