A continuación, conoce algunas realidades de distintas profesiones

Redacción

Ciudad de México .- Existe la creencia de que estudiar ciertas carreras, como Administración, resulta más fácil y redituable.

O que cursar estudios en Enfermería, por ejemplo, resulta menos importante que hacerlo en Medicina.

Medicina: ganan mucho

No es verdad, algunos ganan

alrededor de 4 mil pesos.

De acuerdo con el Observatorio Laboral, el ingreso promedio mensual de los médicos es de 14 mil 600 pesos. Aunque es una de las carreras más largas, pues suele tener una duración de 7 años, no todos ven retribuido su esfuerzo, ya que 10 por ciento de los egresados gana alrededor de 4 mil pesos.

Comunicación: salen en la tele

No todos salen a cuadro en la

televisión y entrevistan a artistas,

muchos hacen trabajo de oficina.

Estos profesionistas tienen una amplia gama de especialidades que van desde la comunicación política, periodismo, medios audiovisuales y publicidad, las cuales implican trabajar en oficinas, hacer trabajo de campo y reunirse con clientes.

Administración: es fácil y se gana bien

Falso: llevan materias difíciles y su

salario promedio es de menos de 6 mil

pesos al mes.

Si crees que Administración es de las carreras más fáciles, recuerda que llevan materias como Matemáticas Financieras, Inferencia Estadística, Extracción de Conocimientos de Datos y Minería de Datos. Además, al ser la más saturada en México, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), los profesionistas tienen un salario promedio mensual de 5 mil 783 pesos.

Derecho: todo es de memoria

¿Quién se aprendería más de 100

artículos de la Constitución, o más de

mil de la Ley Federal del Trabajo?

Tan sólo la Constitución Mexicana tiene 136 artículos y 19 artículos transitorios. Luego hay diferentes instrumentos jurídicos, como la Ley Federal del Trabajo que cuenta con más de mil artículos, por lo que sería muy difícil que alguien memorizara todos y poco útil, pues las leyes cambian o se derogan. Los abogados interpretan las leyes, por ello, una de las habilidades fundamentales que deben tener, según el plan de la UNAM, es razonamiento lógico y pensamiento crítico, más que memorización.

Ingeniería: sólo piensan en números

Muchos tienen un gran interés en las artes; por ejemplo,

Carlos Slim.

Contrario a lo que podría pensarse, muchos ingenieros escriben poesía, tocan música y tienen un interés profundo en las artes. Por ejemplo, el ingeniero civil Mario Moreno Flores, académico de la UNAM y el Tec de Monterrey, tiene la colección de arte moderno más grande de Latinoamérica. No olvidemos a Carlos Slim, también ingeniero civil, empresario, gran coleccionista de arte y fundador del Museo Soumaya.

Química y Física: ganan salarios regulares

¡Falso como las

monedas de 15

centavos! Son los que

ganan más.

Según el Observatorio Laboral y el IMCO, son las dos carreras mejor pagadas, con salarios de entre 20 y 50 mil pesos; además, tienen una tasa de ocupación de 100 por ciento. Los químicos trabajan como investigadores y especialistas en ciencias biológicas, químicas y del medio ambiente, en sectores afines a industrias manufactureras, servicios educativos y construcción, principalmente. Mientras que los físicos se desempeñan sobre todo en servicios educativos, información en medios masivos y comercio al por menor.

Enfermería: son “menos importantes”

Cubren la mayoría de las necesidades

médicas y son bien valorados por los

ciudadanos.

Hay quienes piensan que los profesionistas en Enfermería son un apoyo secundario de los que estudian Medicina pero, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), 80 por ciento de las necesidades médicas se cubren por los enfermeros, quienes están en la primera línea de atención a la salud y desarrollan actividades docentes sobre promoción y educación sanitaria. En el País, hay 3.9 enfermeras por cada mil habitantes, la recomendación de la OPS es entre 5 y 6. Según el INEGI, es una de las ocupaciones más respetadas y valoradas por los mexicanos, sólo detrás de los bomberos, que ocupan el primer lugar.

Historia: “se mueren de hambre”

Ni tanto: es la cuarta carrera mejor

pagada.

La frase anterior es recurrente cuando se escucha que alguien quiere ser historiador, pero la realidad es que es la cuarta carrera mejor pagada, de acuerdo con el IMCO, pues su salario promedio mensual es de 18 mil 754 pesos.

Gastronomía: nunca salen de la cocina

También hacen traducción e

interpretación de recetarios, o

trabajan en revistas especializadas,

por ejemplo.

No es verdad que quien estudia esta carrera sólo se dedica a la elaboración de alimentos y bebidas de alta calidad, ni a la operación, servicio y administración de restaurantes. El Claustro de Sor Juana describe otras posibilidades laborales para estos profesionistas: desde hacer traducción e interpretación de recetarios, adaptación, corrección y revisión técnica de recetas en editoriales y periódicos, así como desarrollo y evaluación sensorial de productos en la industria de alimentos. Sin omitir la investigación, docencia, difusión cultural, crítica, creación y todo aquello relacionado con la expresión de la gastronomía como fenómeno artístico y cultural.

Pedagogía: maestros de por vida

Algunos pedagogos trabajan en el

área de recursos

humanos de las empresas.

El pedagogo no sólo puede ser maestro. De acuerdo con el plan estudios de la Ibero, este profesionista se encarga de planificar, diseñar, operar y evaluar sistemas y programas educativos, presenciales y en línea, que se aplican a la educación formal o no formal tanto en centros educativos, como en agencias gubernamentales, empresas u organizaciones de la sociedad civil. Por ejemplo, algunos pedagogos trabajan en el área de recursos humanos de las empresas, donde generan y aplican planes y manuales de capacitación.

Diseño: basta con ser creativos

 

Antes de echar a volar la imaginación, es importante hacer

una buena investigación del producto o cliente.

Según el plan de estudios de la Ibero, los diseñadores gráficos son capaces de desarrollar, implementar y evaluar estrategias de comunicación visual de acuerdo con el contexto social, económico, político y cultural. Pueden trabajar en áreas como editorial, publicidad, identidad corporativa y desarrollo de marcas, entre otros. Además, antes de generar una estrategia visual, tiene que hacer una investigación importante, que incluye un diagnóstico, un análisis y, a partir de eso, una solución gráfica.

Comentarios

Comentarios

Eliseo Ledezma

Ver todos los posts