Agencia Reforma

Ciudad de México .-Hay quienes hacen fiesta, otros entierran o queman los objetos de su ex pareja y algunos, más extravagantes, escriben más de 300 poemas sobre ésta y los tiran desde el balcón, no sin antes pronunciar en voz alta:

«Cada día te quiero menos».

El tipo de ritual no importa, lo verdaderamente relevante es que ante la ruptura de un vínculo amoroso que fue significativo las personas realicen una «ceremonia» de despedida para trascender el duelo de mejor forma, aseguró Walter Riso, doctor en psicología y experto en terapia cognitiva.

Según el experto, cuando un ser querido se muere hay una ceremonia del adiós. Se vela el cuerpo, se entierra o se incinera, se hace una misa…, lo cual hace más fácil que se procese la pérdida, indica Riso, autor de Ya te dije adiós, ahora cómo te olvido (Océano).

Pero esto no siempre sucede cuando hay una ruptura afectiva, y, sin embargo, es fundamental, precisa.
Explica que este ritual sirve para que las personas se desliguen, se desapeguen, se alejen de la otra persona.
Afirma que esta «ceremonia» también es útil para quienes, por mucho tiempo, han tenido un amor platónico, un amor imposible.

De acuerdo con el experto, si una persona no es capaz de terminar y estar tranquilo luego de dos meses, debe pedir ayuda profesional.

Indica que ante una situación traumática como ésta, una persona puede salir fortalecida.

«Es lo que llamamos crecimiento postraumático. Mucha gente después de pasar una situación de adversidad en la vida puede crecer como persona, desarrollar su potencial y entender qué es lo que no quiere repetir. Se descubren a sí mismas. Cambian su visión del mundo. Pueden adquirir un sentido más espiritual, más vocacional«, afirma.

Precisa que es importante contar con una red de apoyo importante formada por familiares y amigos.

Por su parte, la psicoterapeuta Anamar Orihuela, quien ofrece terapia de pareja, indica que cuando hay una ruptura amorosa el ritual de despedida ayuda en el proceso de duelo.

«Es como si cortara la energía que había entre la pareja, como si se regresara ésta; es un apoyo psicológico y emocional».
Explica que, por medio de los rituales de despedida, también se puede agradecer lo aprendido. «Es un acto que psicológicamente tiene mucha fuerza. Es un cierre simbólico y ceremonial ante una experiencia dolorosa y significativa».
Dice que escribir una carta a la ex pareja y enterrarla o poner en una canasta dulces que simbolicen las promesas que se hicieron, como envejecer juntos, son opciones de rituales.

«Es un proceso que sirve para soltar, perdonar, ayudarte, aprender de la experiencia», precisa.

Alejandro Águila, miembro del Instituto Mexicano de Tanatología, indica que hay personas para quienes ha sido más difícil elaborar el duelo por la muerte de un ser querido que por la separación de la pareja.

Dice que eliminar todo lo material que se tenía de la pareja, como regalos o fotografías, y darlo de baja en las redes sociales son rituales que sirven.

Otra forma es escribiéndole una carta de despedida, la cual debe quemarse o borrarse, si se escribió en computadora, pasado cierto tiempo, comenta.

Por qué hacerlo
Cuando hay una ruptura amorosa hacer una «ceremonia» de despida sirve para:
–Desligarse, desapegarse alejarse
–Perdonar
–Evaluar lo aprendido

 

 

Comentarios

Comentarios