De acuerdo con el IMSS, el regreso a clases aumenta la probabilidad de contraer enfermedades como: gripe, influenza, diarrea y pediculosis

De acuerdo con el IMSS, el regreso a clases aumenta la probabilidad de contraer enfermedades como: gripe, influenza, diarrea y pediculosis

Redacción

Ciudad de México .- Con la entrada de más de 25 millones de estudiantes de educación básica a más de 225 mil planteles de todo el país, comienzan las preocupaciones de salud, y es que con el regreso a clases existe una alta probabilidad de que los niños se contagien de alguna enfermedad por falta de higiene en su persona o en las instalaciones escolares.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el regreso a clases aumenta la probabilidad de que los niños padezcan enfermedades como gripe, influenza, diarrea o pediculosis (piojos).

Ante ello, Ecolab, líder mundial en productos y servicios de higiene, agua y energía asegura que existen dos factores fundamentales que los padres de familia no pueden dejar de lado para que el regreso a clases de sus niños sea placentero, seguro y saludable: la alimentación y la higiene personal.

“El regreso a clases es una de las principales preocupaciones de los padres durante el año: los útiles, el uniforme y las colegiaturas. Sin embargo, existen riesgos de salud que perjudican a nuestros pequeños y al entorno familiar, pero que pueden prevenirse si se tiene la atención adecuada», comentó Rafael Ornelas de Investigación y Desarrollo de Ecolab.

Higiene personal

Las enfermedades comunes o de temporada suelen prevenirse de manera muy sencilla, siempre y cuando exista la higiene adecuada. Para ello, Ecolab recomienda:

·             Baño diario. Ya sea en la mañana o en  la noche es necesario que los niños se bañen, esto les ayudará a limpiar su cuerpo y prevenir alguna enfermedad.

·             Ropa limpia. Es importante evitar usar más de dos veces el uniforme escolar. Al usarse se acumula polvo y desechos que pueden servir de incubadora de gérmenes y virus que ocasionen enfermedades o alergias.

·             Lavarse adecuadamente las manos. Antes de comer y después de ir al baño es importante lavarse las manos de manera adecuada, no sólo superficialmente, esto ayudará a evitar virus y gérmenes.

·             Cepillado de dientes. Lo recomendable es un lavado adecuado de dientes después de cada comida.

·             Higiene y cepillado del cabello. Es importante lavar el cabello al menos una vez al día, cepillarlo y mantenerlo arreglado, esto ayudara a evitar proliferación de hongos (como la caspa) y la pediculosis (piojos).

Alimentación

·             Comida nutritiva. Recuerda la importancia de que los niños se alimenten sanamente.

·             El hambre reduce la escolaridad, la productividad, y debilita el sistema inmune. Por ello, una dieta balanceada que incluya frutas y verduras puede ayudar a prevenir enfermedades.

·             Lavarse las manos. Siempre, antes de cualquier preparación y después de algún contacto con algún tipo de carne es importante lavar las manos para evitar contaminación cruzada.

·             Refrigera los alimentos. La comida perecedera es importante que la mantengas en refrigeración y recuerda no guardar los alimentos más de tres días.

·             Agua limpia. Para el lavado o para tomar necesitas agua desinfectada. Asegúrate de hacerlo según el método que más te acomode.

·             Desinfecta frutas y verduras.

·             Verifica fechas de caducidad.

·             Evita comer carnes crudas. La ingesta de carnes sin algún tipo de cocción puede aumentar la probabilidad de padecer alguna enfermedad gastrointestinal; por ello se recomienda cocinar adecuadamente los alimentos.

Como recomendación para las escuelas, Ecolab insta a seguir una guía fácil de higiene:

·             Limpia las aulas con agua jabón y cloro.

·             Verifica que se desinfecte, antes y después, los lugares donde se manipulan alimentos.

·             Limpia con alcohol o cloro manijas, escritorios y pupitres.

 

Comentarios

Comentarios