La hipotensión o presión arterial baja sucede cuando diferentes órganos no reciben suficiente sangre

Redacción

Ciudad de México .- La presión arterial baja, denominada como hipotensión, ocurre cuando “ la presión, durante y después de cada latido cardíaco es mucho más baja de lo usual, lo cual significa que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre”, según la Universidad de Turabo. Para regular la presión baja, esta institución recomienda una dieta que incluya los siguientes alimentos:

Sodio: El aumento en la ingesta de sal favorece la retención de líquidos, lo cual aumenta la presión arterial. Su consumo por las mañanas resulta beneficioso, por ejemplo: jugos de tomate o de verduras.

Agua natural: Es indispensable beber menos alcohol porque éste deshidrata, lo que puede provocar una baja presión arterial. Para combatir la deshidratación, lo mejor es beber agua natural, que también aumenta el volumen sanguíneo.

Otra recomendación es ingerir más comidas con menor ración de alimentos, ya que “las comidas grandes concentran la sangre en el tracto digestivo”, lo cual disminuye aún más la presión arterial.

Por otro lado, las bebidas energéticas, el vino y el alcohol en general; deben evitarse, pues “la elevada proporción de hidratos de carbono (…) hacen que las personas sensibles acumulen gran cantidad de sangre en la cavidad abdominal”.

Fernanda Alvarado es especialista en nutrición y educadora en diabetes, escribe la sección “Zona Saludable” en el suplemento impreso de Menú de El Universal. Cuenta con estudios de educación continua en nutrición y formación como promotora de salud por parte de la Universidad Iberoamericana. Candidata a maestría en nutrición y dietética con especialidad en nutrición comunitaria.
Blog: http://www.biencomer.com.mx/

Comentarios

Comentarios