Las piezas del artista buscan hacer una reflexión en torno a los retos migratorios

Redacción

Ciudad de México .-

 Una selección de nueve esculturas del artista mexicano Jorge Marín integran la exposición “Alas de la ciudad”, que quedó instalada el fin de semana en puntos estratégicos del centro de Santa Ana, California (EUA), como un llamado a reflexionar en torno a los retos del fenómeno migratorio.

Se trata de nueve piezas monumentales de hasta cuatro metros de altura y de más de una tonelada, elaboradas por el artista en su estudio en la Ciudad de México, que buscan contribuir a crear conciencia sobre los retos que la migración impone a miles de personas en el mundo.

De acuerdo con Marín, son alegorías universales del hombre, a través de cuerpos en equilibrios sorprendentes capaces de realizar grandes hazañas, también con seres alados, oníricos, que en su anonimato permiten que nos proyectemos a través de ellos y relacionarlos con los sentimientos encontrados por aquellos que se ven obligados a migrar.

Santa Ana, recordó, es una ciudad conurbada de la zona de Los Ángeles, California, donde el 80 por ciento de sus habitantes son de origen hispano, entonces, “no pudimos haber encontrado un mejor marco para llamar la atención sobre este tema que afecta las vidas de tanta gente cada día”.

Las piezas fueron originalmente expuestas en el Paseo de la Reforma, en la capital mexicana, en el 2010, para después iniciar un recorrido por Estados Unidos.

Al finalizar su periodo de un año en Santa Ana, donde por primera vez las piezas van acompañadas por el testimonio de un migrante, las obras continuarán su recorrido por el estado de California. Cabe decir que esta es la primera vez que cada obra será acompañada por un panel que contiene el testimonio de un migrante.

Con información de El Universal

Comentarios

Comentarios