OSUG hace que los niños se expresen con la música mediante concierto didáctico

Redacción

Guanajuato, Gto .- La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) ofreció un concierto didáctico que estuvo dirigido a los niños en sus actividades de cierre de temporada.

El evento se llevó a cabo en el Auditorio del Estado como parte de la premiación del Primer Concurso Exprésate con Música organizado por varias instancias que unieron esfuerzos para que los niños guanajuatenses disfrutaran de un concierto exclusivo para ellos: la Rectoría General de la Universidad de Guanajuato, el periódico El Correo, el Instituto de Cultura del Estado de Guanajuato y la OSUG a través de su director titular Roberto Beltrán Zavala.

Es preciso mencionar que previo al concierto, el periódico El Correo lanzó una convocatoria invitando a las escuelas de todos los municipios de Guanajuato a participar. La mecánica era enviar un video de 3 minutos, en el que creativamente expresaran a través de la música su entusiasmo por asistir a la tarde musical con la OSUG.

Participaron cerca de 4,000 niños de más de 60 escuelas rurales y urbanas de todo el Estado. De estas escuelas se seleccionaron 30 videos ganadores. Antes de comenzar el concierto autoridades universitarias y gubernamentales entregaron un reconocimiento a las escuelas ganadoras.

Bajo la batuta de su director titular, Roberto Beltrán Zavala, la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato interpretó ante un recinto repleto, la obra La guía de orquesta para jóvenes del compositor Benjamin Britten, misma que es una de las piezas más conocidas del autor y que fue hecha para acompañar una película británica producida por el ministerio de cultura británico llamada Instrumentos de la orquesta.

Dicha obra estuvo narrada por los niños Christopher Estrada Márquez y Jair Adriel Mendoza Campos, quienes describieron las distintas familias de los instrumentos musicales y las características de cada uno de los miembros que la componen. Los niños atentos escucharon cada uno de los grupos de sonidos que emiten los instrumentos, así como la belleza de los alientes de madera, los alientos de metal, las cuerdas, las percusiones y todos los instrumentos juntos.

 

Posteriormente el niño Isahí Guadalupe Reyes Espinoza -un violinista destacado para su corta edad- interpretó dos obras que deleitaron a los asistentes: Hace mucho, mucho tiempo de Bayly y Coro de cazadores de Weber.

Para finalizar el joven público pudo escuchar la obra Mamá la Oca de Maurice Ravel, la cual está inspirada en diferentes cuentos de hadas franceses. Las cinco piezas que Ravel puso en la obra son: Pavana para bella durmiente del bosque; Pulgarcito; Feuchilla, Emperatriz de las Pagodas; Conversaciones de la Bella y la Bestia, y El jardín encantado. Mientras escuchaban la música, los niños también pudieron ver proyectadas en pantalla algunas animaciones que se hicieron de los cuentos de hadas.

Comentarios

Comentarios