27 mil imágenes del Nobel de Literatura fueron digitalizadas y pueden ser consultadas desde cualquier parte del mundo

Redacción 

Ciudad de México .- La Universidad de Texas, que en 2014 pagó 2.2 millones de dólares por el archivo de Gabriel García Márquez, puso a disposición de cualquier persona con acceso a internet la mitad del tesoro del escritor colombiano.

Ahora, cualquier persona del mundo puede consultar las 27 mil páginas e imágenes que el Harry Ransom Center -adscrito a esa universidad- escaneó y catalogó tanto en inglés como en español, y que “incluye borradores y otros materiales relacionados con los principales libros de García Márquez, incluido Cien años de soledad“, que lo catapultó como escritor internacional, señala el New York Times.

22 álbumes de recortes y cuadernos, una memoria, guiones, fotografía y ephemera (separadores de libros, folletos, postales) están entre las piezas digitalizadas, indicó el Harry Ransom Center.

La parte digitalizada del archivo, que en un inicio sólo estuvo disponible para investigadores, abarca “más de medio siglo, el contenido refleja la energía y disciplina de García Márquez, también revela una visión íntima de su trabajo, familia, amistades y visión política”, señaló Jullianne Ballou, bibliotecaria del Ransom Center a cargo del proyecto.

En un inicio, la adquisición del legado de García Márquez por parte de una institución estadounidense causó cierto recelo en Colombia, más cuando el hijo del Nobel afirmó que “el gobierno colombiano nunca se hizo presente ni hizo ninguna oferta”.

“El mayor interés de mi madre, mi hermano y el mío, siempre fue que el archivo de mi padre alcanzara la mayor audiencia posible”, dijo Rodrigo García, uno de los hijos del autor. “Este proyecto permite aún mayor acceso al trabajo de mi padre, incluyendo una comunidad global de estudiantes e investigadores”, citó el Ransom Center.

El centro de investigación informó que el trabajo de digitalización tardó año y medio en lograrse, “gracias al trabajo de bibliotecarios, archivistas, estudiantes, personal de informática y restauradores”.

“La relevancia de este proyecto se centra en el fomento de nuevos métodos de uso e investigación de materiales de archivo”, comenta Liz Gushee, jefe de Servicios de Colecciones Digitales en el Ransom Center. “Proporciona acceso en línea a material protegido por derechos de autor, con previa autorización de los titulares de los derechos”, explicó.

Con información de El Universal 

Comentarios

Comentarios

Eliseo Ledezma

Ver todos los posts