De la alimentación de los pequeños depende su bienestar y crecimiento

Redacción

Ciudad de México .- México es uno de los países con mayor número de población infantil con obesidad; este problema desecadena una serie de enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión.

De acuerdo con la revista digital universitaria de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, el sobrepeso y la obesidad son considerados el quinto factor de riesgo en las causas de muerte. En el caso de México, de acuerdo con la Secretaría de Salud, tan sólo en el 2012, el sobrepeso afectaba a cerca del 10% de los niños menores de cinco años.

Pero, ¿qué hacer para evitar la obesidad infantil?, aquí te daremos algunas claves. No obstante, aquí entran dos aspectos complementarios y necesarios: la nutrición y la actividad física. Ambos son base de hábitos de una vida saludable y que evitarán el sobrepeso y ayudarán a disminuir o mantener a raya la obesidad y los problemas de salud.

Una actividad física y alimentación adecuada.

Pasar mucho tiempo frente a la televisión, la computadora o siendo sedentario son factores que dan pie a la obesidad; las personas así consumen su energía y acumulan grasas dentro del organismo. Es bien sabido que el ejercicio físico es mejor que las dietas para la obesidad infantil.

Los niños deben comer alimentos de todos los grupos, pues los necesitan para su desarrollo. Es importante limitar el consumo de snacks chatarra, refrescos y comidas empanizadas o enharinadas.

La bebida también importa.

El agua es la clave de todo. Sin embargo, a veces no le otorgamos la importancia que merece. Beber agua natural es una sencilla prevención para la obesidad. Por ello es mejor reducirles el consumo de bebidas dulces.

La forma de cocinar.

Una de las formas más visibles para cambiar la alimentación es lograr cocinar las comidas sin excesos de grasa y sal; lo mejor será elaborarla por nosotros mismos y evitar la comida preparada: lo mejor será elegir los ingredientes naturales y preparar las colaciones.

Una recomendación que nos da la experta en nutrición Fernanda Alvarado es que los niños deben de comer más verduras, es importante preguntarles cuáles son las que les gustan y si las prefieren crudas o cocidas, para hacer que las consuman con gusto.

 Con información de El Universal 

Comentarios

Comentarios