En entrevista, el histrión invita a la sociedad que gusta del buen teatro se interese, pues refiere que es como una flor que no debe morir jamás

Texto: Christian Rendón

Fotos: Ana Rosa Escobar

León.- Un hombre llamado Javier entra a una casa donde hay una niña, Úrsula se llama, la amedrenta, la intimida sexualmente, ella se hace chiquita hasta que rompe en llanto… Este es un fragmento de la obra ‘Los Perros’ que más le gusta a Ramiro Luna por su interpretación.

El joven actor tiene 22 años, estudia la carrera de Arte Dramático y Producción Audiovisual, y a propósito de este 27 de marzo, Día Mundial de Teatro, compartió un poco sobre su experiencia en el arte, donde a su corta edad ya ha llegado a dirigir varias obras, incluso, ser su propio director.

“El teatro es una representación sobre la sociedad que

estamos viviendo, entonces, a lo largo de la historia, la

sociedad ha ido cambiando y ha habido distintos contextos

históricos, sociales y el teatro por lo tanto cambia, no es

que evolucione, pero se adapta, es lo que hace, te muestra

el fragmento de la sociedad, una problemática para que

pueda ser transcurrido a la historia”.

Enamorado de lo que hace y desde el salón de espejos de su casa de estudios, platicó para Conexiones lo que le apasiona, lo que le gusta y lo que no, sobre dedicación, amor y disciplina, pero sobre todo, su experiencia y cómo le ha cambiado su vida al dedicarse a la actuación.

“Lo que me gusta del teatro es esta libertad que te da de personificar muchas situaciones, preguntarte y saber cómo reaccionarias en cualquier situación, que siempre te mantiene en constante trabajo desde la parte del estudio hasta en la parte emocional porque cada personaje es diferente y hace que despierte en ti esa conciencia”, compartió.

Ramiro decidió estudiar esta disciplina por puro gusto, a partir de ese momento el destino le ha cambiado, pues de ser un chico un tanto introvertido y de pasar por fuertes experiencias personales en su vida, el teatro le ha dado lo que no se imaginó, esa seguridad y madurez emocional que nutre cada vez que se para frente a su público.

Para él es importante innovar, pues en los tiempos que estamos no se puede quedar estancado, además de que su sueño es tener una compañía de teatro y aprovechar la tecnología de hoy y así poder viajar por todo el mundo.

“La producción audiovisual en nuestros tiempos es innovar a las artes, sabemos que hoy en día la tecnología tiene mucho impacto en nuestra vida, entonces no podemos dejar de lado el teatro o a cualquier tipo de arte por esta situación, decimos que el arte escénico es en vivo, pero si agregamos un poco de producción en medios audiovisuales es hacerlo más contemporáneo de la mano de la sociedad que vamos viviendo”, comentó.

Ramiro ha hecho monólogos, obras infantiles y ‘performance’, se acompaña de otros elementos de las artes como la danza contemporánea, sin embargo, dice que en su natal León hay gente preparada como él, pero falta más interés por parte del público para ir al teatro.

Por su parte, él se sigue preparando, pues, aunque ya ha participado de manera local en la Casa de la Cultura Diego Rivera, con el Instituto Cultural de León y hasta ha salido en las leyendas del panteón de San Nicolás los 2 de noviembre, quiere alcanzar otros escenarios de talla nacional e internacional.

Enfatizó que en los últimos tiempos los grupos de teatro independiente han incremento, pues hay un aproximado de 54 y hace unos años apenas eran unos cuantos, por lo que sí hay opciones para ir al teatro.

El histrión dijo que hay todo para triunfar y manda una invitación a la sociedad para que se interese más por el arte y el teatro, ya que es como una flor que no debe morir jamás.


Comentarios

Comentarios

Eliseo Ledezma

Ver todos los posts