Desde niño Miguel Ángel estuvo inmerso con esta disciplina, hoy forma parte de los catedráticos de la Universidad de Guanajuato

Texto: Redacción Foto:Especial

Guanajuato.- Desde los nueve años, Miguel Ángel Mireles Rodríguez encontró en el arte una forma de liberación, ahora como egresado de la licenciatura en Artes Plásticas de la Universidad de Guanajuato (UG), el arte se ha convertido en una pasión y una forma de vida.

Originario del municipio de Romita, desde pequeño destacó con su habilidad manual, fabricando platos de yeso, máscaras talladas en madera, trabajos de aerografía, pintando mantas y realizando retratos, entre otras actividades que le permitían obtener ingresos.

Al reconocer este talento, su abuela le presentó al escultor Tito Serrano, quien le enseñó a utilizar todas las herramientas de talla de madera, hacer bustos y algunas técnicas de pintura en óleo.

Durante la preparatoria decidió que quería dedicarse de tiempo completo a las artes plásticas, por lo que participó exitosamente en diversos concursos, incluso llegó a representar a Guanajuato a nivel nacional.

Para Miguel Ángel Mireles, provenir de una familia humilde nunca fue un obstáculo para cumplir sus sueños, ya que sus padres siempre lo apoyaron. Así logró ingresar a la Licenciatura en la UG, en donde encontró reconocimiento y apoyo.

Uno de esos apoyos fue una beca para realizar una estancia en Veracruz, en la Escuela ‘La Ceiba Gráfica’ donde conoció más técnicas sobre litografías y pudo dar a conocer su trabajo en el extranjero.

Por la habilidad con sus manos y la necesidad de tener su taller, armó su propio tórculo (prensa para grabado) con el cual crea obras que le han permitido ser independiente económicamente, incluso los últimos dos años de su carrera los costeó con su trabajo como artista plástico. Actualmente imparte clases de grabado en la Universidad de Guanajuato, y se prepara para comenzar una maestría en artes.

Comentarios

Comentarios

Eliseo Ledezma

Ver todos los posts