Este premio lo entregó el Gobierno del Estado y reconoce los trabajos de investigación en materia de desarrollo social y humano con relevancia para el estado de Guanajuato en el monitoreo, evaluación y diseño de políticas públicas

León.- Damaris Juárez Bendito y Marco Antonio Rodríguez Torres, ambos egresados del Campus León de la Universidad de Guanajuato (UG) trabajan en conjunto para brindar atención a hijos de familias migrantes que viven en condiciones vulnerables.

Damaris Juárez Bendito es egresada de la Licenciatura de Psicología y tiene ocho años trabajando como Coordinadora Operativa del Centro de Desarrollo Indígena Loyola (CDIL), lugar en el que Marco Antonio Rodríguez Torres se desempeña como coordinador de campo para aplicar sus conocimientos como egresado de la Licenciatura en Antropología Social.

Actualmente Damaris y Marco realizan actividades en el proyecto ‘Na´Vali’ el cual suma esfuerzos de estudiantes de la UG, así como de voluntarios que visitan los campos para apoyar a familias migrantes procedentes del estado de Guerrero, que llegan a León para trabajar como jornaleros en la cosecha de chile en comunidades ubicadas en aquella ciudad.

La trayectoria de Damaris despuntó en el año 2016 al ser parte del grupo de investigadores que obtuvo el primer lugar del Premio Estatal a la Investigación en Desarrollo Social y Humano por el trabajo “Niños y niñas jornaleros agrícolas indígenas migrantes en León, Gto. Pautas para una acción pública desde la experiencia de los campamentos Na´Valí”.

Este premio lo entregó el Gobierno del Estado y reconoce los trabajos de investigación en materia de desarrollo social y humano con relevancia para el estado de Guanajuato en el monitoreo, evaluación y diseño de políticas públicas.

El reporte de investigación da cuenta del trabajo realizado en el Centro de Desarrollo Indígena Loyola en los campamentos “Na´Valí” en los que se brinda atención a niños y niñas en cuestión de educación, nutrición y salud.

“El trabajo que realizamos es en equipo, es decir, diferentes universidades y diferentes carreras estamos agrupados con una misma finalidad que es atender a niñas y niños en estas tres áreas”, indicó en entrevista Damaris Juárez.

Dijo que las condiciones de vulnerabilidad de las familias son muy altas ya que en las viviendas se presenta un alto índice de hacinamiento, “no cuentan con los servicios básicos, entonces se va acrecentando el grado de vulnerabilidad en ese sentido, también las condiciones de salud son muy precarias”.

Por su parte Marco Antonio comentó que desde el año 2014 tuvo su primer contacto con el proyecto y el tener este acercamiento con las familias le permite identificar el contexto en el que viven, entender las diferencias culturales, los roles de hombres y mujeres, la organización comunal, fiestas patronales, la economía familiar, saber quiénes son los integrantes activos y tener información para comprender la situación y poder generar acciones adecuadas a sus necesidades.

Sobre los menores de edad dijo que “son niños fuertes, independientes, autónomos que claro que tienen muchas carencias, son muy vulnerables en distintos ámbitos, se violan muchos de sus derechos”.

A su vez coordina a un grupo de voluntarios para brindar atención, además de generar materiales didácticos con los que se realizan actividades que implican tareas de lectoescritura, lógica matemática, idioma, medio ambiente y conocimiento del cuerpo humano.

Comentarios

Comentarios