Unos pantalones estilo ‘culotte’, por otro lado, son ideales para caminar por la ciudad durante los días soleado

Ciudad de México.- Para esta temporada de verano, firmas como Céline, Dior, The Row, Tory Burch, Chanel y Stella McCartney apuestan por looks de siluetas relajadas, en tonalidades suaves y con un aire de simplicidad que proyecta elegancia. La clave está en elegir prendas de materiales livianos (como algodón, lino o gasa) de colores claros, que definan la cintura pero den libertad en otras zonas y en seleccionar accesorios que subrayen un estilo natural y sin complicaciones.

Ante todo, la comodidad

“Como mujeres, es importante preguntarnos cómo se sienten las prendas: ¿Luzco bien? ¿Son cómodas? ¿Favorecen mi cuerpo? Estos factores son fundamentales para reflejar una buena imagen”, señala la diseñadora Victoria Beckham, cuyo estilo se identifica por piezas de cortes relajados y de aspecto minimalista.

La creadora mexicana Vero Díaz hace énfasis en que la comodidad de un atuendo influye en la confianza: “Si te sientes bien con lo que llevas puesto, transmites una mejor actitud”. De ahí la importancia de elegir de manera adecuada el fit de las prendas: estas no deben apretar tu cuerpo, pero tampoco estar por arriba de tu talla; simplemente deben caer sobre tu figura de manera natural y relajada.

Durante el verano, las siluetas relajadas ayudan a sentirte más fresca y a evitar incomodidades. Por ejemplo, un minivestido de corte recto con mangas murciélago y escote en V resulta perfecto para usar durante el fin de semana, en una comida o reunión con las amigas, así como para salir a recorrer un pueblo cercano a la ciudad. Si la pieza está confeccionada en seda, por ejemplo, puedes lucirla en un evento de coctel por la tarde, siempre y cuando la acompañes de unas sandalias y un clutch.

Los vestidos largos también resultan una buena alternativa para esta temporada, sobre todo aquellos de tirantes o de manga corta, y con una falda en línea A. Si lo combinas con un blazer y unas sandalias de tacón medio o unos ‘wedges’, consigues un look adecuado para ir a trabajar.

En una versión más casual, elige un diseño elaborado con lino o algodón y acompáñalo de unas sandalias planas y collares de distintos largos.

Stella McCartney propone para este verano un jumpsuit de una manga con jareta en la cintura, el cual se puede mezclar con unas sandalias para llevar en los viernes de oficina, por ejemplo.

Unos pantalones estilo ‘culotte’, por otro lado, son ideales para caminar por la ciudad durante los días soleados. Combinados con un top sin mangas y unos bostonianos, se logra un outfit casual pero con un toque cool.

Casual pero elegante

Para asegurar la frescura de tus looks de verano, hay dos elementos que siempre debes tomar en cuenta: los materiales y los colores. Prefiere tejidos como el algodón, el lino o la gasa durante estos meses, ya que por su ligereza te permiten hacer frente al calor, además de que ofrecen mayor libertad de movimiento. Por el contrario, evita materiales gruesos, pesados y rígidos, como la lana, el terciopelo e incluso la piel.

Los colores de las prendas ayudan también a proyectar una imagen fresca y relajada. Si bien el blanco es uno de los indispensables para esta temporada, hay un abanico de tonalidades para llevar: pasteles, empolvados y otros colores más encendidos, como rojo, amarillo, rosa, verde, azul o naranja.

Un vestido de lino blanco es un gran aliado para estos meses, ya que además de liviano, puede verse tan casual o presentable como lo quieras. Desde un estilo camisero hasta un modelo con escote en V y volantes, resultan adecuados para ir al trabajo. Acompáñalos con sandalias de tonos neutros, maxi accesorios y una bolsa de mano o de asa larga.

Otra versión del minivestido que funciona de manera perfecta para el verano es un diseño estampado a rayas con escote y volantes en las mangas o en la falda. Va bien tanto con sandalias de tacón medio, como con unos sneakers en color  blanco, sobre todo si decides llevarlo a un viaje. Te hará ver cómoda y presentable a donde quiera que vayas. Como accesorios, suma unos aretes largos de oro o con piedras, así como un vistoso brazalete.

Para el fin de semana, unos shorts de cintura alta combinados con un crop top a cuadros lucen relajados para ir al cine o a un centro comercial. Los shorts pueden estar confeccionados con algodón o crochet, y el top puedes sustituirlo por una blusa a rayas con anudado al frente. Este look se ve moderno tanto con unas sandalias blancas como con unos sneakers. En marcas ‘low cost’ como H&M, Zara, Mango y Forever 21 puedes encontrar buenas propuestas para lucir guapa.

Hablemos de complementos
Recuerda que los accesorios que elijas pueden subrayar la naturalidad de tu outfit o, por el contrario, opacar su aire relajado. Apuesta por joyería que combine materiales naturales, como diferentes piedras, y que salte a la vista, ya sea por su tamaño o mezcla de colores. Tampoco te excedas a la hora de sumar estos complementos: es preferible llevar solo dos piezas, ya sea aretes y brazaletes, dos collares diferentes o pendientes y anillos.

Durante el verano, un sombrero es indispensable para protegerte del sol cuando te encuentres en lugares abiertos. Un modelo fedora resulta perfecto para usar en la ciudad, mientras que una palmera es una gran aliada cuando se acude a la playa. Por supuesto, unas gafas de formas, cristales o materiales inusuales le dan un toque cool y original a tu look.

Comentarios

Comentarios

Eliseo Ledezma

Ver todos los posts