Mediante la iniciativa ‘OSUG itinerante’ junto con la participación de estudiantes del Departamento de Música de la Universidad de Guanajuato, el evento fue un éxito

Redacción

Tarimoro.- La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) realizó un concierto en el municipio de Tarimoro en el que recibió a un público entusiasta que disfrutó de un evento de música y cine.

Mediante la iniciativa ‘OSUG itinerante’ junto con la participación de estudiantes del Departamento de Música de la Universidad de Guanajuato, el evento se convirtió en una reunión de recuerdos que hicieron alusión a diversas películas dirigidas al público infantil y juvenil como: ‘Los piratas del Caribe’, ‘El hombre araña’, ‘Los increíbles’, ‘El extraño mundo de Jack’, por mencionar algunas.

Bajo la batuta del director invitado Rodrigo Sierra Moncayo, el concierto que se llevó a cabo en la Casa de Oración ‘Silencio y Paz’ rindió un homenaje a los mejores compositores del séptimo arte: Hanz Zimmer, Michael Giacchino y Danny Elfman.

El programa fue diseñado por un comité estudiantil y por la OSUG, en conjunto quisieron rememorar las bandas sonoras que han dejado huella en el público mediante las producciones cinematográficas.

En el concierto se pudo evidenciar que la música en el cine tiene un gran poder comunicativo tanto en aspectos cognitivo-racionales como emocionales. La música cinematográfica presta coherencia al desarrollo de la acción, matiza las emociones mostradas, marca el ritmo, fija sentido de continuidad, entre muchas otras acciones que convierten a cualquier filme en un remanso de sentimientos.

El público de Tarimoro pudo disfrutar de la música escrita para cine interpretada en vivo, también se proyectaron algunas escenas de las películas elegidas por el comité estudiantil.

El cine necesitó de la música desde su nacimiento. De hecho, durante los rodajes siempre había músicos que interpretaban obras diversas mientras se hacían las grabaciones para inspirar a los actores por medio de la creación de una atmósfera adecuada.

El cine mudo recurrió a la improvisación musical en vivo, casi siempre por medio de un piano o un órgano, aunque si las características de la sala o el teatro donde se proyectaba la película lo permitían, también se utilizaba una orquesta.

MEJZ*

Comentarios

Comentarios

Pilar Muñoz Pilar Muñoz

Ver todos los posts