Samantha tiene 11 años dedicando su vida al canto y, ahora con su ensamble Grever, espera transmitir una ‘tonalidad’ positiva al mundo

Jesús Rodríguez

Guanajuato.- Samantha Guevara Martínez, de 17 años, es originaria de Guanajuato capital, en donde, a su corta edad ha tenido diferentes presentaciones como soprano en diversos escenarios tanto dentro como fuera del estado, los cuales han incluido Querétaro, Aguascalientes, Culiacán y San Luis Potosí, así como Dolores Hidalgo, Irapuato, San Miguel de Allende y por supuesto, su ciudad natal.

En entrevista exclusiva, la joven nos relató que actualmente es estudiante de la Universidad de Guanajuato en la carrera de Profesor de Canto, pero además se dedica a cantar Música Clásica junto con su pianista, con el cual conformó un ensamble llamado Grever, en honor a la compositora mexicana María Grever, una de sus inspiraciones.

Samantha realiza las actividades comunes de una chica de su edad, pero también tiene una afición por la fotografía que combina con sus estudios de canto y piano para ir perfeccionándolos, pues es una persona que siempre está en aras de una mejor preparación.

“La música es un idioma universal que puedes llevar a todas partes, me motiva porque logro transmitir mi personaje y hacer sentir a los demás esas emociones y sentimientos que quizás estaban olvidados”.

Samantha Guevara, Soprano

Ella inició sus estudios a la edad de 6 años en la Escuela de Música de la Universidad de Guanajuato, donde, de acuerdo a su desempeño, logró cautivar con su voz a los profesores, quienes consideraron que podría llegar a ser solista por las notas agudas que lograba alcanzar.

“Decidí meterme al ámbito de la música clásica porque tiene una fibra de sensibilidad maravillosa, ya que desde pequeña asisto a conciertos con mi familia lo que me ha llevado a emergerme en este ámbito que me encanta”, complementó.

Posteriormente, participó en varios festivales como el de Música ‘Comacoran’ en Dolores Hidalgo y en recintos como el Teatro de la Ciudad de Irapuato, el ‘Ángela Peralta’ en San Miguel de Allende, los Museos de la Ciudad de Querétaro y Aguascalientes, el Teatro Polivalente y la Plaza de Toros en San Luis Potosí, así como el Teatro Principal y el Museo Iconográfico del Quijote, en Guanajuato capital.

“Al cantar me envuelvo en el papel de cada personaje que estoy interpretando, ya sea de dolor o de felicidad, yo hago esta interpretación como yo la siento y es lo que expreso hacia las personas, todo depende de lo que esté expresando en cada canción”.

“Como lo decía el ingenioso maestro Mozart: ‘No le presto atención a elogios ni a críticas, simplemente sigo mis propios sentimientos’. Antes de subir al escenario, reflexiono sobre mi papel a interpretar y al subir simplemente disfruto de cada línea musical dando lo mejor de mí misma”.

Cambiar el mundo

La soprano agradeció el sustento que le han dado para continuar su sueño y, además, reconoció que vale la pena promover y acercar la Música de Cámara, pues cree que ésta influye positiva y directamente en la sociedad al hacerla más sensible.

“La variedad de tanta música que existe te lleva a identificarte con cada estilo o (forma parte de) una tendencia que puede crear un desequilibrio emocional en las personas, que es un reflejo de lo actual. Por eso invito al público a darse tiempo de sentir la Música Clásica y mexicana que los llevará a encontrar un punto sensible en cada corazón”.

Pero esta idea va más allá y al preguntarle, la soprano también se confesó creyente de que la música puede cambiar o mejorar el mundo si guiamos nuestro oído hacia aquellos sonidos que nos lleven a percibir emociones más íntimas, tal como lo hace la Música de Cámara.

“Cada melodía de esta música te hace percibir emociones que puedes encontrar en una amplia variedad de notas musicales y que a veces con sólo escuchar una puedes sentir algo dentro de ti que no habías dejado libre. Creo que se puede cambiar el mundo si no se pierde la costumbre de escuchar buena música y compartirla”, compartió.

Y agregó que: “la música es un reflejo del acontecer de la vida y de lo que cada quien vive y quiere expresar. La gente le presta atención por tener un lenguaje con el que se identifican quizás sin pensar más allá, como en algo que los haga poderosos, y al mismo tiempo, sin dejar de seguir sus creencias”.

Inspiración y determinación

Samantha se inspira en María Grever y “la forma en que plasmaba con unas pocas palabras toda una vida en una historia”, así como en María Callas, soprano grecoestadounidense en quien ve una extrema sensibilidad que la motiva a convertirse en una mejor intérprete cada día.

Esta es la razón por la que siempre continúa preparándose, ya que reconoce que es una carrera difícil y con muchos obstáculos, por lo que también dedica a los aspirantes las palabras que a ella han servido:

“(La música) es una carrera de paciencia y dedicación, donde también hay momentos de hambre, pero al final, los mejores momentos (y con los que te quedas) son con los de satisfacción. Como diría Mozart nuevamente: ‘lo más necesario, más difícil y principal en la música es el tiempo’”.

RC

Comentarios

Comentarios

Pilar Muñoz Pilar Muñoz

Ver todos los posts