Foro Inundación, se ha consolidado como un proyecto que busca el enriquecimiento social y cultural de la comunidad guanajuatense.

Javier Huerta – Yael Razo / Guanajuato

De noche, los distintivos son las luces y la música, pero de día, es otro cantar. Las mesas que horas antes eran ocupadas únicamente por jóvenes en busca de buen ambiente, por las mañanas se convierten en el espacio de trabajo de niños y voluntarios que integran el Foro Inundación.
Por poco más de cinco años, Carlos, Sebastián y Ernesto se han encargado de retribuir los beneficios que ha tenido el bar Golem a través de este organismo comunitario que busca enriquecer social y culturalmente a la comunidad.
Su visión es clara: crear una filosofía critica en los más jóvenes para transformar la realidad. “Es un trabajo que pretende fomentar en los niños que la transformación viene desde ellos, pero debe ser comunitaria, todos necesitan de todos para que se transforme, es decir, desde un sentido más humanístico y solidario”, explicó Ernesto.
Además de talleres para niños, exposiciones, conciertos, círculos de lectura, y hasta una recepción de tesis doctoral del departamento de Filosofía, el Foro Inundación ha trabajado por la pacificación de los barrios, como San Clemente, donde desde hace cuatro años han intervenido con proyectos del cuidado y preservación del medio ambiente en el río, así como charlas sobre feminismo latinoamericano.
“Ahora que estamos en Cantarranas hemos trabajado con Mexiamora, se han implementado talleres de cultura, de arte, talleres de intervención con los voluntarios extranjeros y proyecciones de cine”, agregó Ernesto.
Los voluntarios fijos son alrededor de 15, pero a estos se suman los que vienen por mes y medio de otras universidades desde China, Holanda, Canadá, Alemania, Brasil, Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, entre otros. Además de los jóvenes de la Escuela Preparatoria Oficial y la Universidad de Guanajuato, que hacen su servicio social con ellos.

PROYECTOS PARA 2020
Ernesto compartió que además de continuar con el voluntariado, planean usar la planta alta de la casa para crear un huerto comunitario. “Es un proyecto con otro voluntario de la Ciudad de México, es un biólogo, es uno de los cofundadores del mezcal ‘Mi Chingón’, del cual Carlos también es socio. Los cofundadores del mezcal quieren compartir toda una investigación sobre el cuidado y la generación de espacios verdes, entonces se pretende hacer una azotea verde en donde se pueda cultivar hortalizas para que la misma comunidad pueda comer y generar también una conciencia de la autoproducción de sus alimentos”.

REQUISITOS PARA SER VOLUNTARIO
Para ser voluntario sólo es necesario acercarse a las instalaciones ubicadas en calle Cantarranas Nº 3, en la zona centro de Guanajuato, y presentar tu propuesta de taller o charla. Lo mismo ocurre con quienes busquen participar en alguna actividad, pues la premisa del Foro Inundación está fundamentada en el desapego del dinero, por lo que los talleres o charlas no tienen costo.

SABÍAS QUÉ…
Foro Inundación se fundó en marzo de 2014 y antes de estar en Golem sus instalaciones eran en el bar La Inundación en calle Constancia.

Comentarios

Comentarios

Conexiones Digital