En tiempos de pandemia el gel antibacterial es uno de los insumos más importantes, pero, ¿sabes quién es el cerebro detrás de este eficaz producto?

Redacción

A mediados del siglo XIX el lavado de manos se comenzó a considerar como una medida de higiene básica e importante en el mundo médico; y se popularizó a principios del siglo XX. Años después, una enfermera llamada Lupe Hernández inventó un derivado de ese descubrimiento, vital en días de pandemia: el alcohol en gel.

Hay poca información sobre su vida, pero se sabe que, en 1966 Hernández, que vivía en una ciudad llamada Bakersfield -al norte de Los Ángeles, California- se dio cuenta de que el alcohol, tan necesario para matar bacterias y virus, podía funcionar en formato de gel.

Esto era importante: significaba que quienes no tuvieran acceso inmediato a agua y jabón, podían también dejar sus manos limpias con el producto. Hernández contactó a una oficina que había visto en la televisión para patentar el producto para su venta comercial.

El alcohol gel fue inmediatamente usado en hospitales y servicios médicos, pero fue varias décadas después, a fines de los 80, que una marca estadounidense lo lanzó como un producto para las casas de la gente. Hoy ha sido fundamental en todo tipo de epidemias, incluso en el día a día, su uso puede evitar enfermedades como diarrea si higienizamos nuestras manos regularmente.

Con información de Mujeres Bacanas…

Comentarios

Comentarios