Investigadores de la UAM demostraron que al toser o estornudar partículas con SARS-COV-2 pueden quedar suspendidas en una habitación sin ventilación.

Redacción

Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) destacaron la importancia de mantener ventilados los lugares cerrados ante la epidemia de Covid-19, pues aseguraron que el virus puede quedar suspendido en una habitación cerrada.

Mediante un comunicado, los investigadores explicaron que al hablar, toser o estornudar, las personas expulsan una gran cantidad de minúsculas gotas que se quedan flotando en el aire y forman una especie de aerosol.

Estas partículas tipo aerosol que contienen el SARS-COV-2, indicaron, se mueven solamente por factores externos, uno de ellos el viento, por lo que pueden quedar suspendidas en una habitación sin ventilación.

A través de una investigación, los científicos demostraron que una fuerte exhalación expulsa un chorro de aire turbulento tibio que se amplía en la medida en que se aleja de la boca y del cual se separan las gotas grandes que van al piso, pero el resto flota.

Los especialistas subrayaron que los atomizadores tipo aspersores que contienen cloro o cualquier otro desinfectante ayudan a limpiar las superficies, más no el aire.

Por lo que usarlos desmedidamente no sólo resulta infructuoso sino podría ser perjudicial, ya que son sustancias que deben manejarse con cuidado porque en exceso causan daños a la salud.

Con información de Notimex…

Comentarios

Comentarios