Los estudiantes tendrán que regresar a sus países de origen si sus clases para el semestre de otoño son completamente online.

Redacción

La Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos anunció que los estudiantes extranjeros con visados F-1 y M-1 que estén inscritos en una universidad que vaya a dar todas sus clases online tendrán que regresar a su país.

Para poder quedarse los estudiantes tendrán que pedir el traslado a una institución con clases presenciales, de lo contrario serán expulsados de Estados Unidos.

Esta medida ha desencadenado decenas de preguntas como: ¿qué sucederá si los estudiantes regresan a países que no tienen una buena conexión a Internet? ¿O cuando la diferencia horaria haga difícil unirse a las clases online?

Algunos estudiantes incluso se han mostrado preocupados debido a que algunas aplicaciones están bloqueadas en su país natal y otros más temen perder su beca debido a que sólo aplica si están estudiando en el extranjero.

Otro problema importante es que muchos países han bloqueado los viajes desde los Estados Unidos en este momento debido a la alta cifra de contagios por Covid-19, por lo que, de no dejarlos entrar, los estudiantes se quedarían varados.

Una alternativa ha sido el modelo mixto de clases presenciales y a distancia, sin embargo, universidades como Harvard, ya han anunciado que todas sus clases serán online.

Comentarios

Comentarios