El 6 de agosto de 1945 el mundo entero se detenía: EE. UU. arrojaba sobre la ciudad de Hiroshima la primera bomba nuclear utilizada contra civiles.

Redacción

El 6 de agosto de 1945, cuando la Segunda Guerra Mundial parecía acercarse a su fin, la bomba de uranio «Little Boy» fue lanzada sobre Hiroshima, Japón, causando más de 100.000 muertes, además de destruir por completo la ciudad.

Esta bomba explotó al llegar a la altura de 590 metros, provocando una reacción atómica que liberó una energía de 13 kilotones (equivalente a 13.000 toneladas de TNT) y generó un calor de aproximadamente 1 millón de grados centígrados.

El 30% de la población murió en el acto. Días después, el presidente de Estados Unidos, Harry S. Truman, lanzaría un nuevo ataque sobre Nagasaki.

Bomba de uranio «Little Boy» Foto: Especial

Kokura, la ciudad salvada por el clima

La  meteorología jugo un papel importante y salvo a los habitantes de Kokura de un trágico final.

Ese 6 de agosto, tres aviones, Straight Flush, Jabit III y Full House, despegaron, cada uno asignado para evaluar las condiciones meteorológicas en Hiroshima, Kokura y Nagasaki.

Tripulación de los aviones Straight Flush, Jabit III y Full House. Foto: Especial

Para el lanzamiento de la bomba los estadounidenses necesitaban un tiempo estable y con buena visibilidad.

El coronel Paul Tibbets era piloto del Enola Gay, el avión que llevaría la bomba “Little Boy”, la primera usada en un acto de guerra.

Paul Tibbets, piloto del Enola Gay. Foto: Especial

Precisamente él recibió un mensaje codificado del piloto del avión meteorológico Straight Flush.

Este decía:

“Las nubes cubren menos de 3/10 en todas las altitudes. Consejo: bomba primaria”. Tras esto, Tibbets encendió el intercomunicador y anunció: Es Hiroshima.

Y en este primer caso, la meteorología estable de la zona permitió el lanzamiento de esta devastadora bomba.

Kokura era una ciudad al sur de Japón que era el objetivo alternativo en el caso de que Hiroshima estuviera nublado. En el primer caso se desestimó e Hiroshima fue atacada.

Sin embargo, el 9 de agosto, Kokura si era el objetivo principal. Aquí el tiempo tuvo mucho que decir. Esa mañana una densa capa de nubes cubrió el cielo de la ciudad junto con el humo de los incendios de los bombardeos de ciudades próximas

Así, al no tener visibilidad, el objetivo pasó de ser Kokura a serlo Nagasaki con el lanzamiento de la segunda bomba llamada “Fat Man”. Las consecuencias fueron lógicamente devastadoras.

Antes y después de la ciudad de Nagasaki. Foto: Especial

Habitantes de Kokura asistieron estupefactos a tan terrible espectáculo, pero mucho más impactados debieron quedar tras descubrir cómo gracias a la meteorología habían sobrevivido no en una, sino en dos ocasiones.

Con información de Mar Gómez (@MarGomezH)…

Comentarios

Comentarios