Desde 1999 se ha celebrado el papel de los jóvenes como agentes indispensables de cambio y se ha sensibilizado sobre los desafíos que enfrentan.

Redacción

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el día 12 de agosto como Día Internacional de la Juventud. Esta fecha se convirtió en la ocasión perfecta para homenajear alrededor del mundo a las personas de entre 18 y 29 años.

El objetivo, según explica la UNESCO en un comunicado, es “situar en primer plano y ante la comunidad internacional los problemas de los jóvenes y celebrar el potencial de la juventud como socios indispensables de la construcción de nuestra sociedad mundial”.

La ONU calcula que alrededor del mundo “existen en el mundo 1800 millones de jóvenes entre los 10 y 24 años de edad”, de ahí la importancia de celebrar este día.

“Este día sirve para celebrar anualmente el papel de los jóvenes como agentes indispensables de cambio, así como también para sensibilizar a la sociedad de los desafíos y problemas que éstos deben enfrentar”, añade la institución.

Comentarios

Comentarios