Explorar el universo ha sido el sueño de muchos, sin embargo, sin el equipo adecuado el destino del astronauta sería fatal en cuestión de segundos.

Redacción

Explorar el universo ha sido el sueño de muchos desde pequeños, pero, ¿te has preguntado qué pasaría si por alguna razón un astronauta se quita el casco estando en el espacio?

Durante los primeros segundos, todo el aire de los pulmones sale al vacío en menos de un instante, rasgando los alveolos y causando una gran cantidad de dolor.

Después el astronauta evacúa todo el contenido de sus intestinos. En otras palabras, ‘se hace dentro del traje’.

Enseguida, siente que su saliva hierve a pesar de que no está caliente. Esto obedece a la Ley de Boyle, la cual dice que cuando la presión disminuye, el volumen de un líquido aumenta y se convierte en gas, causando sensación la de ebullición.

La piel se tensa de tal manera que el dolor es insoportable.

Los vasos sanguíneos se expanden a tal grado que la sangre comienza a ‘hervir’. Esto es visible en los vasos sanguíneos de los ojos. Y no, tranquilo, no explotan como en las películas.

Si el astronauta es expuesto a la luz del Sol o una estrella cercana, sus vellos y cabellos se quemarán por la radiación.

No obstante, si está a la sombra sufrirá temperaturas de cientos de grados bajo cero, aunque sin congelarse debido a que en el vacío la transferencia térmica se anula.

Todo esto pasaría en menos de 15 segundos. Posteriormente, el astronauta pierde la consciencia por la falta de oxígeno y su cuerpo queda hinchado flotando en el espacio, mientras su corazón sigue latiendo.

A partir de ese momento, el resto de su equipo tiene hasta tres minutos y medio para salvarlo sin que sufra secuelas importantes para el resto de su vida.

Con información de Discovery News…

Comentarios

Comentarios