El ensayo tiene el potencial de ser preventivo para las personas más expuestas al coronavirus, así como la posibilidad de tratar a pacientes ya enfermos.

Redacción

AstraZeneca ha comenzado a probar un tratamiento basado en anticuerpos para la prevención y el tratamiento de COVID-19.

La empresa británica, que al margen de ese estudio está desarrollando una posible vacuna contra el coronavirus junto con la Universidad de Oxford, ha señalado que el fármaco, conocido como AZD7442, es una combinación de dos anticuerpos monoclonales.

Según la firma, el ensayo, en el que participan 48 voluntarios entre 18 y 55 años en el Reino Unido, tiene como objetivo establecer su seguridad y la reacción de esa medicina en el organismo.

Si el ensayo realizado en Reino Unido tiene una lectura positiva, AstraZeneca procedería con ensayos más amplios para probar el AZD7442 como tratamiento preventivo para las personas más expuestas al coronavirus, así como de usarse como tratamiento para pacientes ya enfermos.

Respecto a la vacuna experimental el directivo de Oxford Vaccine Group, Andrew Pollard, dijo que los datos sobre la misma podrían presentarse ante los reguladores este mismo año.

“Es posible que, si los casos se acumulan rápidamente en los ensayos clínicos, podríamos llevar esos datos ante los reguladores este año, y entonces habría un proceso por el que pasarían para hacer una evaluación completa de los datos”.

Con información de Reuters…

Comentarios

Comentarios