En las nubes de Venus se ha detectado fosfina, un gas que en la Tierra se asocia a los microbios o a ambientes pobres en oxígeno como los pantanos.

Redacción

Investigadores de Japón, Reino Unido y Estados Unidos detectaron fosfina en las nubes de Venus. En la Tierra, este gas se asocia a los microbios que viven en las entrañas de animales como los pingüinos o en ambientes pobres en oxígeno como los pantanos.

Expertos creen que el hallazgo pone a Venus en el foco de la investigación astrobiológica para los próximos años, compitiendo con Marte y las lunas heladas de Júpiter y Saturno.

Aunque el hallazgo es aún preliminar y necesita ser confirmado, los investigadores aseguran que una de las explicaciones más plausibles para sus observaciones es que haya vida en este planeta.

Esta no es la primera vez que se detecta fosfina fuera de la Tierra, pues también se ha descubierto en Júpiter y Saturno.

La idea de que podría haber vida en las nubes de Venus ya había sido propuesta por el científico Carl Sagan. En 1967 publicó un estudio en Nature especulando que podría haber seres macroscópicos del tamaño de pelotas de ping-pong; una especie de medusas flotantes en la atmósfera especializadas en vivir entre gases tóxicos.

Con información de El País…

Comentarios

Comentarios